BABEL, para que te enteres


Nadie, ni los más curas de todos los curas, saben por qué demonios el dios cristiano montó la que montó con el asunto de babel. Haz la prueba y pregúntales, verás cómo se lían. Te voy a contar lo que he conseguido averiguar con palabras tan claras sobre el tema que bien podría haberlas dicho el mismo Saramago, así que prepárate a flipar tanto como los dibujantes y pintores que atacaron este recurrente tópico:

Torre de Babel, por Pieter Brueghel (el viejo)

Lo primero es ver qué pone la biblia en torno a este mito. El tema se recoge en el Génesis 11:

1 Tenía entonces toda la tierra una sola lengua y unas mismas palabras.

2 Y aconteció que cuando salieron de oriente, hallaron una llanura en la tierra de Sinar, y se establecieron allí.
3 Y se dijeron unos a otros: Vamos, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego. Y les sirvió el ladrillo en lugar de piedra, y el asfalto en lugar de mezcla.
4 Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra.
5 Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres.
6 Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer.
7 Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero.
8 Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad.
9 Por esto fue llamado el nombre de ella Babel, porque allí confundió Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra.
No parece que este dios tuviera buenas intenciones, sin embargo no queda claro que este tema se deba al dios cristiano, ya que pudiera ser una copia, como tantas, de otras antiguas leyendas incorporadas a la Biblia.

En este caso el origen posiblemente estuvo en una civilización mesopotámica, aquella que tuvo su epicentro en la ciudad de Babilionia entre los reinados de  los monarcas Hammurabi y Nabucodonosor II (1790- 562 a.C).

Son muchos quienes creen que este mito de babel es muy anterior al relato bíblico, y que los judíos de la tierra de Canaán lo tomaron del antiquísimo Poema de Gilgamesh.

Como vemos hasta el momento, las mejores ilustraciones sobre Babel tienen en común que toman al zigurat como forma originaria de la torre.

Esto podría deberse a los templos de la antigua Mesopotamia que los judíos observaban con incredulidad, y que difieren de las pirámides en sus terrazas y en estar coronados por un templete.

Y cuando uno piensa en las pirámides de los alrededores de El Cairo, esta idea de Babel comienza a presentarse como algo menos utópico de lo que nos la dibuja las alucinadas palabras del Génesis.

Una torre tan alta que su cima llegue al cielo, una torre que sea el centro del mundo y que por sí misma sea ya toda una ciudad.

El símbolo de la humanidad unida contra los dioses. La hermandad conseguida a través de una sola lengua, del pleno entendimiento. Un sueño perseguido durante milenios, pero imposible por la propia naturaleza de las comunidades humanas, cuya supervivencia se basa en la diversidad.

Ya te dije que este modelo mostrado hasta ahora de la Torre de Babel es el modelo Zigurat, basado en los famosos mesopotámicos de antigüedad indeterminada, aunque luego asociados a los minaretes de las Mezquitas, como este

que se encuentra en la Mezquita de al-Mutawakkil, en Samarra, Irak. y que una vez reconstruido (antes de la última guerra, o de la penúltima, o de la antepenúltima, no sé), estaba así de reluciente:

Por esta zona, precísamente es por donde los arqueólogos han buscado con más intensidad rastros de esta leyenda, y desde luego restos de torres de este calibre ya han encontrado, aunque sería muy osado decir que corresponden exáctamente a Babel:

Porque además entre los zigurats, como este de Assur existía también el modelo de planta cuadrada, como este:

que se halla en Dur Untash, o Chog-hazanbil, y también el aún más antigüo de Ur, la considerada primera ciudad de la civilización pues es de ella de donde proceden las primeras escrituras cuneiformes:

Estos templos sirvieron de modelo para el Templo de Salomón, en Jerusalen, buena prueba de lo que impactaron estas estructuras al pueblo de Sión. Y no fueron los únicos a quienes sorprendían

que además de inspirar a los faraones del antiguo Egipto, también dieron paso a la leyenda de los famosos jardines colgantes de Babilonia:

Pero no creas que me salgo del hilo argumental de la Torre de Babel, solamente estoy mostrándote otro modelo de Torre que ha tenido también bastante exito entre los ilustradores del medievo:

Y que aunque sigue, en casos como el recien mostrado, el modelo de Brueghel el viejo casi de forma calcada, su planta es rectangular

Y no es que aporten gran cosa, pero es interesante comprobar que se siguen manteniendo las divergencias, al menos plásticas y visuales, en torno al mito.

Desde las ilustraciones más coloristas y primitivistas, como la de arriba, hasta las más sofisticadas de la actualidad, pues aunque a partir del siglo XVII, este tema decáe seriamente, es retomado a finales del XIX y muchos artistas del XX o de nuestros días hacen memoria con él.

Como en este Brueghel reinterpretado, o en la más cercana y actual


Sin despreciar las de diseño arquitectónico digno de catálogo.

En fin, son innumerables los modelos de Torre de Babel que podemos encontrar, lo que prueba que como tema pictórico, el mito de Babel continúa vivito y coleando.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: