El dibujo para inspirarse


Boceto de fantasía

Ramón Casas

Es pasmoso contemplar cómo unas leves sombras en la cara y en el codo de esta ninfa la separan del papel del que surge. De nuevo Ramón Casas, con su exquisita sensibilidad transforma unos rayajos en un acontecimiento cinético, en puro movimiento de una figura estilizada y perfecta.

Con bocetos así, se saborea mejor el arte que con enormes lienzos de pintura demasiado trabajada y abigarrada. Estos son los estudios que demuestran que las ideas primeras son las que más valor tienen, las que más pesan en el resultado final.

El espectador puede disfrutar contemplando cómo la rodilla tira de las arrugas del sayo; cómo el dibujante ha utilizado otro lápiz de color azul para rematar cuello y mangas; cómo las lineas exteriores se vuelven locas al dibujar las alas, escondiendo así un pentimento (arrepentimiento) de un brazo derecho en jarras que queda descartado del dibujo final; o  trazando livianamente la parte inferior de la vestimenta, que solo se insinúa.

¿No es precioso?

 

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. klimtbalan
    Ene 05, 2011 @ 13:47:45

    Mucho.

  2. javier
    Ene 08, 2011 @ 21:29:45

    por más que leas , o veas, nunca dejas de sorprenderte
    no conocía estos bocetos de Casas
    se me cae la baba

  3. johnny
    Ene 11, 2011 @ 13:21:02

    good

A %d blogueros les gusta esto: