La bolsa del arte


Compra Giacometti y deshazte de Lichtenstein,

¡¡¡  PERO YA !!!

Hace ya mucho tiempo que sabemos todos que EL ARTE poco tiene que ver con el mercado del Arte: muchos cuadros se han vendido por sumas de dinero tan elevadas que se han convertido en exclusivos billetes de centenares de millones. Sin embargo hasta el momento no teníamos noticia de valores bursátiles relacionados directamente con el arte, algo que está a punto de cambiar si hacemos caso de la noticia aparecida en la web Artinfo que viene diciendo:

La idea de adquirir el arte como una inversión no es nada nuevo, pero la comercialización de obras de arte llegará a un nivel completamente nuevo de este mes con el lanzamiento de Arte de Exchange por la compañía francesa A & F mercados. En la Bolsa, los inversores podrán comprar y vender acciones en las obras de arte, a partir de € 10 ($ 13) para acciones de piezas valoradas en más de € 100.000 ($ 134.000). Sólo se negociarán piezas a partir del siglo XIX, haciendo hincapié en la pintura y la escultura. Las primeras piezas para la venta se incluyen las instalaciones de Anselm KieferMike Kelley , así como una pintura de 1998 por Sol LeWitt .

Bajo la dirección de Pierre Naquin , A & F Mercados está trabajando con cerca de seis galerías de París, pero espera ampliar en toda Europa, en Gran Bretaña, y en China, informa The Guardian . También está negociando directamente con el artista francés Richard Texier para una de sus obras. La empresa promociona la originalidad de su enfoque, que se dice hará que el mercado del arte sea comprensible y accesible para el inversor medio. Sin embargo, vale la pena destacar que en China, al menos, la compañía francesa ya tiene puesto en marcha un plan para vender -a medidados de 2010, con la compañía  Shenzhen Artvip Corporación Cultural, acciones en las obras de artista contemporáneo Yang Peijiang en Bienes Culturales Y Acciones Shenzhen, una plataforma de negociación auspiciada por el gobierno.

A & F Markets  subraya que el arte es “tanto una caja fuerte y especulativa” de inversión: caja fuerte en el largo plazo porque su valor es intrínseco e independiente de la volatilidad de las condiciones económicas y especulativa en el corto plazo porque los mercados de subastas han visto fuertes ganancias artísticas al alza. Los inversores franceses también pueden beneficiarse de las leyes fiscales que excluyen a las obras de arte de los cálculos de ingresos para el impuesto sobre el patrimonio.

 

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Nieves
    Ene 19, 2011 @ 09:46:57

    El artista al alza o la baja, ¿o la obra?, todo esto me desborda, creo que mi concepto sobre el arte es más romántico y menos mercantilista. Entiendo que desde siglos atrás el arte está concebido para una transacción comercial. Pero aqui hablamos de niveles especulativos y basicamente económicos, como dice el artículo “para guardar en caja fuerte”. Desde el punto de vista del creador, pensar que alguna vez la obra estaría en la oscuridad de una pesada y hermética caja, no sé… Lo dicho creo que el arte incluye una premisa básica, vida, comunicación, historia… así todo se diluye…

    Saludos, interesante

    • Juan Muro
      Ene 19, 2011 @ 10:30:27

      Desde luego, Nieves, ¿es a éso a lo que debe aspirar un artista?, no, pero la obra no tiene nunca el mismo valor para el autor que para el dueño. Sin embargo todo esto comenzó el día que comenzamos a valorar la obra a partir de la firma del artista.

  2. javier
    Ene 19, 2011 @ 22:06:57

    interesante
    cada día descubro que no se nada del mundo del arte, gracias por llevarme de tu mano
    hago mis pinitos con el arte, compro lo que mi economía me permite
    asi me he hecho con un naranjo, con un evaristo guerra, y con jóvenes promesas españolas o argentinas
    Un pero: siempre hablo de grabados, de poca tirada pero grabados.
    Ya me gustaria tener un oleo de una firma de campanillas: por ejemplo un Juan Muro ,jejejeje

    • Juan Muro
      Ene 19, 2011 @ 22:23:09

      Ante noticias como esta yo creo que nadie sabemos nada del mundo del arte. De hecho parece buena prueba de que el hermetismo de lo que valen las cosas artísticas es caldo de cultivo para la especulación con ellas. Para el artista la obra ya hecha casi nunca vale nada, pero para el dueño cuando la compra es cuando empieza a valer. Yo tengo sensaciones encontradas con mis obras, a veces las quiero, a veces las odio con pasión. También colecciono, pero por mero placer, nada que ver con valores crematísticos.

A %d blogueros les gusta esto: