El irlandés romántico


John Lavery

(Belfast 1856 – Condado de Kilkenny 1941)

John Lavery nació en Belfast, y estudió en Escocia. Él estaba en Londres 1.879-81 (pasó brevemente por la Escuela de Arte Heatherley), y más tarde en París, donde fue influido por Bastien-Lepage y estudió en la ya muchas veces aquí nombrada Academia Julien. Luego regresó a Glasgow, convirtiéndose en un miembro destacado del grupo informal de pintores conocidos como la Escuela de Glasgow, su trabajo entonces estaba caracterizado por tener gran energía y poco argumento, la verdad. Pero veamos con detalle la azarosa vida y la variada obra de este irlandés genial.

La fecha exacta de su nacimiento es incierta, hijo de un republicanos pobres como ratas, Encima su padre se ahogó cuando tenía tres años, y su madre murió poco después. Fue enviado a casa de sus familiares en Escocia y trabajó de aprendiz de un pintor-fotógrafo en Glasgow a los diecisiete años.

Después de estudiar en la Escuela de Arte de Glasgow durante seis meses en 1874 se estableció como un artista independiente a los veintitrés años en Londres, como dijimos al principio.

Lavery alcanzó su cima en la década de 1880, con exposiciones en Europa y América, y como retratista. A partir de 1890 visitó Marruecos con frecuencia, se hospedaba en Tánger, y  en cambio su base británica la trasladó a Londres en 1896.

Fue nombrado artista oficial en la Primera Guerra Mundial. La mala salud, sin embargo, le impidió viajar a la frente occidental. Un grave accidente durante el vuelo un Zeppelin que fue bombardeado también se le impidió el cumplimiento de esta función como artista de guerra. Permaneció en Gran Bretaña sobre todo pintado barcos, aviones y dirigibles. Durante los años de la guerra era un amigo cercano de la familia Asquith y pasó un tiempo con ellos en su residencia Sutton, junto al rio Thames, lo que le dió ocasión de pintar sus retratos e imágenes idílicas, como el verano en el río.

Tuvo dos esposas. La primera vez se casó con Kathleen MacDickmott, en 1889, murió de tuberculosis en 1891, poco después del nacimiento de su hija, Eileen. En 1909 se casó con Hazel Martyn, una irlandesa-americana conocida por su belleza y elegancia; con ella tuvo una hija, Alice. Hazel Lavery (nombre de casada) fue la modelo de más de 400 pinturas de su marido. Era una mujer rica, liberal e independiente a la que le encantaba dibujar y pintar (no era tan buena en ello como su marido), y también las compañías masculinas, por lo que tuvo un matrimonio con Lavery más que tortuoso.

Después de la guerra fue nombrado caballero  y en 1921 fue elegido miembro de la Real Academia. Durante este tiempo, él y su esposa se interesaron por su identidad irlandesa y participaron tangencialmente tanto en la guerra de la independencia irlandesa como en la guerra civil: Por ejemplo cedió el uso de su casa en Londres a los negociadores irlandeses durante las negociaciones del Tratado de paz.

En realidad no es que Lavery no estuviera interesado en la independencia Irlandesa, que lo estaba, es que su mujer, Hazel, estaba demasiado interesada en el líder independentista, Michael Collins, con quien estaba enrollada. Y esto no es un chisme, hay evidencias escritas de que entre ambos había un rollo y de la presión que ella ejercía sobre Collins para alcanzar el acuerdo de paz. Tras la firma, al parecer Collins llamó por teléfono a Hazel y le espetó “Ya he firmado tu maldito acuerdo“, luego volviéndose a su amigo le dijo “acabo de firmar mi sentencia de muerte“. Se equivocaba poco: después de Michael Collins fuese asesinado, Lavery pintó Michael Collins, el amor de Irlanda, ahora en la Hugh Lane Municipal Gallery :

Hazel Lavery fue la modelo también de la figura alegórica de Irlanda que su marido pintó por encargo del gobierno irlandés y que se reprodujo en los billetes de Irlanda desde 1928 hasta 1975 y luego como una marca de agua hasta la introducción del euro en 2002, y esto en absoluto se debió al affaire entre Hazel Lavery y el político irlandes  Kevin O’Higgins, uno de los fundadores del Sinn Fein y luego Ministro de Justicia.

En 1929 John Lavery hizo donaciones importantes de su obra a el Museo del Ulster y a la Hugh Lane Municipal Gallery, y en la década de 1930 regresó a Irlanda. Recibió títulos honoríficos de la Universidad de Dublín y la Universidad Queen de Belfast. Él también recibió el título de “hombre libre”, tanto del Ayuntamiento de Dublín, como del de Belfast.

Murió en el Condado de Kilkenny , de 84 años, por causas naturales. Fue enterrado en el cementerio de Putney Vale .

Lavery formó parte con otros pintores irlandeses de la fuerte tendencia impresionista de la época, en especial con William Leech (1881-1968), Walter Osborne (1859-1903) y Roderic O´Conor (1860-1940).  Os dejo con algunas de sus imágenes que más me han gustado:

 

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Cristina
    Feb 24, 2011 @ 04:09:32

    Es un placer ver pintura… Aunque tenga más energía que argumento… Sobre todo cuando nos enseña el lado amable de la vida… Y va acompañada de chispeantes y eruditas explicaciones…
    Bendita red que pone a nuestro alcance , a un doble click, a gente generosa y brillante como tu… Ganas me dan de mañana ponerte estrellas desde todos los ordenadores que pesque… (Desde el mismo no deja, Ya lo he intentado).
    Muchísimas gracias !

    • Juan Muro
      Feb 24, 2011 @ 08:59:24

      Aaaaaaaaaaaaaaaayyyyyyyyyyyyyyyy, ya está aquí mi adorable admiradora de elDibujante.com que me alegra con sus comentarios. No los dejes, porfa. Deberás perdonar estas licencias que me tomo de decir cuáles son los puntos fuertes y débiles de los pintores, siempre a mi entender, que es corto y bruto. Sin embargo es cierto que los cotilleos sobre sus vidas privadas dan a sus pinturas un punto de pimienta. je, je.

  2. Inma
    Feb 24, 2011 @ 08:43:58

    Precioso. Mil estrellas. La pintura un placer de los sentidos que te lleva a jardines donde me gustaria estar. Gracias por procurarnos estos pintores que nos hacen ver la parte bella de la vida. Inma

A %d blogueros les gusta esto: