Flores que huelen a óleo


HENRI FANTIN LATOUR

Resultaría difícil encontrar uno de los grandes museos del mundo que no tenga entre sus fondos un «Florero» de Fantin-Latour. Sus naturalezas muertas con flores se hicieron muy célebres y cotizaron al alza. Pero, precisamente ése, el de «pintor de floreros», es uno de los sambenitos con los que ha cargado injustamente a cuestas siempre este artista francés, que también pintaba otros motivos no solo muy interesantes sino muy numerosos, baste saber que sus autoretratos son más de cincuenta. Pero pocas maravillas como estas flores que nos anuncian, con su olor a óleo, la llegada de la primavera:

Henri Fantin-Latour (1836-1904) fue discípulo de Courbet, compañero de Whistler y amigo de Monet. Su obra penduló entre la figuración y el simbolismo. Se le considera uno de los más exquisitos pintores de la historia y, sin embargo, estambién uno de los menos conocidos de su generación. Su voluntaria desvinculación del movimiento impresionista parece ser la causa.

Los bodegones con flores y frutas, el género que mejor dominó son las naturalezas muertas con las que prontó empezó a ser cotizado en Inglaterra, pero que le procuraron el desprecio de sus compañeros franceses, hasta el punto de que él mismo se arrepintió de haberlas pintado porque en realidad condicionaron la valoración que se hacía de su pintura, pero la refinada sensibilidad de este pintor hijo y nieto de pintores, honrado consigo mismo hasta rechazar el movimiento pictórico en el que se encuadraban todos sus amigos no se vio recompensada en su momento con una adecuada crítica sobre las quizá mejores flores que alguien haya conseguido pintar.

Por ello, aunque en elDibujante.com ya hemos traído a colación en otra ocasión unas capuchinas dobles de este maravilloso artista, os mostramos ahora la colección casi completa (su producción es enorme) de sus cuadros de flores, de sus “jodidos floreros apresados en habitaciones oscuras”, como gustaban los impresionistas de menospreciarlos, pasando por alto no solo la influencia japonesa, la pincelada  suelta, las trnasparencias, las volatilidades de los pétalos y las liviandades de las masas coloreadas con un equilibrio que pocos, y solo muy técnicos, pintores pueden conseguir:

 

Henri Fantin Layour. Autoretrato

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Inma
    Mar 15, 2011 @ 12:36:15

    que preciosos cuadros …… se huelen las flores, discrepo cuando se denomina “naturaleza muerta”

  2. cristina
    Mar 15, 2011 @ 13:20:49

    Como resistirse a ese título?
    Y como aguantar las ganas de coger un pincel y ponerse a pintar flores ?
    Será la primavera? Será el dibujante? Serán las dos cosas?
    Gracias, gracias. gracias!

    • Juan Muro
      Mar 15, 2011 @ 13:38:21

      ¡Qué bien!. No te resistas, coge el pincel y ponte a pintar. La primavera sin esfuerzo alguno, el dibujante con alguno más, pero se pirra por motivarte y encontrarse estos comentarios tan bonitos.
      De nada, faltaría más.

A %d blogueros les gusta esto: