El hiperrealista comprometido


Guillermo Muñoz Vera

“Cuesta igual pintar un cesto de frutas que una figura humana”

Frase atribuída a Caravaggio-

No te equivoques, Don Guillermo no es un artista convencional pese a que lo que te vamos a mostrar ahora pueda parecerlo, porque hoy hemos elegido sus bodegones y los presentamos en solitario, aunque él mismo nos advierte de que “uno tiene que interpretar la realidad social, se queda corto si sigue pintando el bodegoncito en el taller”. Pero no, no es el caso, Muñoz Vera no se queda corto nunca, de hecho con su obra hay que justificar una pintura con un exceso visual que trasciende a la fotografía. No sería hiperrealista, sino hiperfotografista.

Pero tal como dice el polémico y televisivo crítico de arte Vittorio Sgarbi: en la web de Muñoz Vera: (…) “¿Por qué hay que avergonzarse de ser bueno? ¿Por qué hay que avergonzarse de saber pintar algo que parece verdadero, que parece que se puede tocar? Justamente por lo que Apeles, el primero de los pintores, fue considerado como punto de partida de toda la pintura. Algo por lo que se confunde la realidad y la ficción hasta el límite definido por Carpaccio, que escribía, “pinxit finxit”. El pintor finge, hace una copia de lo real que es más real que la realidad. De ahí, que esto no sea sólo realismo básico o fundamental, sino el primer acto de la pintura, es decir, mientras pinto, finjo”(…)

Guillermo Muñoz Vera nacio en Concepción, República de Chile, en 1956. A principios de los años 70 ingresó en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile, licenciándose en 1978 con mención en Pintura. A partir de 1977, comenzó la docencia en la misma institución. Al año siguiente viajó a Madrid para estudiar anatomía y dibujo en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid. A la vez realizó estudios de fotografía, física del color, física óptica, psicología de la visión e imagen digital.

En 1989 Muñoz Vera formó en las afueras de Madrid el primer taller multidisciplinario, el que convocó a artistas españoles y extranjeros para realizar actividades artísticas y clases ligadas al grabado, pintura, teatro, diseño y enmarcación de cuadros. Bajo la sigla ARAUCO, Arte y autores contemporáneos, creó una Fundación en 1993, de la que llegó a ser Vicepresidente en 1996.

En la segunda mitad del 2004 finalizan las obras de reabilitación de la nueva sede de la Fundación Arte y Autores Contemporáneos en Chinchón, el Palacio Montehermoso, donde instala su nuevo taller junto a talleres de postgrado, aulas de clases, sala de exposciones, residencia de estudiantes, etc.

En la actualidad combina su actividad pictórica con la de gestor cultural al frente de la Fundación, donde se desempeña como profesor de pintura y Director de La Academia.

Paradójicamente, el chileno, que desde hace décadas es un nombre habitual en los catálogos de Sotheby´s y Christie´s en Nueva York y Londres y que cuenta con una fiel clientela consolidada en los Estados Unidos, no tiene galería en Madrid, un dato que él mismo pone de relieve al final de la entrevista, aunque apuntando que a él, lo que realmente le desvela es su proyecto educativo, su academia de pintura que tiene su sede en la localidad madrileña de Chinchón.

(De una entrevista con V.G-O en su web).


“Ahora que se habla tanto de la crisis uno no puede dejar de preguntarse cuál es la razón profunda por la que es pintor. Tus padres siempre te advertían de que ésta no era una profesión segura, ellos querían que tuvieras trabajo, casa, y que no pasaras hambre. El panorama actual es desolador. La gente que antes no dudaba en gastarse 80.000 o 100.000 dólares en un cuadro, ha dejado de invertir en arte, tengo colegas que directamente han desaparecido del panorama español y los que siguen en la brecha, en muchos casos, es porque están enganchados al dinero público”.

(De una entrevista con V.G-O en su web).

No es intención en elDibujante.com hacer un estudio exahustivo y completo de la obra de Guillermo Muñoz Vera, sino dar a conocer y situar en el panorama artístico a este fabuloso artista y excelente maestro, comprometido con su tiempo y su profesión, y por ello no podemos por menos que recomendaros ver su sitio web, una de las pocas páginas web de artistas muy bien elaboradas y muy completa en cuanto a la documentación que contiene:

http://www.arauco.org/

 

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Inma
    Mar 19, 2011 @ 17:08:39

    me encantaría tener algo de su obra.

  2. Cristina
    Mar 20, 2011 @ 09:16:03

    Me gusta muchísimo… Gracias…
    Yo me pido el de las brevas y el plato granadino… Ay, no , mejor el de las granadas y la cántara rota…O el de los membrillos… O planto un membrillero y lo miro… Y juego a hacer composiciones …O le pido a Inma que me invite a ver el suyo cuando lo tenga… O planeamos una visita guiada… Guiada por ti, por supuesto, al estudio del artista… Todo un abanico de posibilidades… Soñar es tan bonito…
    Un fuerte abrazo amigo

    • Juan Muro
      Mar 20, 2011 @ 09:58:26

      Inma (es mi hermana) tiene un pequeño bodegón de membrillos que pintó madre, y ella lo pintó porque vió un bodegón de membrillos precioso de Pancho Ortuño, y Pancho, además de enseñarme a hacer el gesso para imprimar los lienzos, y a preparar los mediums con los que dar mayor empaste, me enseñó un cuadro de membrillos de un pintor chileno: Muñoz Vera. ¡Qué pequeño es el mundo!
      Pero sí, la visita (no sé si guiada o solo organizada) a los estudios de los pintores, es algo que siempre me habría encantado hacer, porque con pocas cosas se puede aprender más que hablando con ellos mismos. Y Don Guillermo, además de un hombre abierto y apasionado, es un maestro de pintores en activo, en hiperactivo concretamente.
      Pero nada tan importante como lo que hacía Chardin, colocar los membrillos en una mesa y pintarlos una y otra vez.

A %d blogueros les gusta esto: