El ruiseñor y el Paipái


El realismo romántico de Chen Yifei

“La vida es como un largo viaje con muchas estaciones. A veces tienes que detenerte para descargar o cargar algo para la próxima estación”.

Del más famoso de los pintores chinos del siglo XX, Chen Yfei, os traemos hoy una colección de obras que nos ha costado mucho trabajo conseguir, buena prueba del desconocimiento que en Europa se tiene de los pintores asiáticos, a pesar de que hayan estudiado o vivido entre nosotros, o que simplemente sus influencias de la pintura occidental sean tan evidentes que se le pueda considerar como uno de nuestros grandes maestros. Y aunque el maestro Chen tiene una obra muy dispar y extensa, hoy nos centramos en los retratos de damas que sacan a pasear a sus aves, una costumbre milenaria en China que sirve para relacionarse, pero también para enseñar a los canarios, tordos y ruiseñores a cantar, lo que solo aprender tras más de un año de oír a sus vecinos.

Chen nació en 1946 en Ningbo, Zhejiang. En 1965, se graduó en la Escuela de Formación de Arte de Shanghai y comenzó a enfocarse en la pintura al óleo, en un país marcado por la tradición de la pintura con tinta china.

En 1981 Chen obtuvo autorización de las autoridades chinas para trasladarse a Nueva York, donde vivió entre 1981 y 1990. El pintor solía contar que llegó con 38 dólares a Estados Unidos, obtuvo un master en Arte por la Universidad Hunter y trabajó como restaurador y pintor. Fueron años que le trajeron fortuna y le permitieron descubrir el refinamiento y el estilo que marcarían su vida cuando regresó a Shanghai. De aquella época es destacable que, ya en 1985, una de sus obras “Puente” fue comprado y expuesto en la sede del edificio de Naciones Unidas.

La calidad de sus obras le convirtió en uno de los artistas preferidos por los líderes comunistas. De sus pinceles salieron retratos que glorificaban a Mao Zedong, el fundador de la República Popular China, y lienzos revolucionarios de gran tamaño. Sirvió de puente entre el arte de la Revolución Cultural y el arte contemporáneo occidental. Pero, a pesar de sus conexiones con el partido, fue acusado durante este periodo trágico de “prácticas capitalistas”. También pintó para empresarios extranjeros, como el magnate petrolero Armand Hammer, presidente de la Occidental Petroleum Corporation de los Estados Unidos, quien en una ocasión regaló uno de sus cuadros, “Shuangqiao”, a Deng Xiaoping, el arquitecto de la reforma china.

Todo esto nos da idea de que la figura de Yifei era muy controvertida y nadaba entre dos aguas políticamente muy dispares. Tras su regreso a China a comienzo de los años 90 se dedicó a llevar un poco de estética a una sociedad que durante décadas vivió de espaldas a ella. Comenzó a hacer cine, abrió una galería de arte, creó marcas de ropa y se convirtió en agente de varias modelos.

El pintor batió en más de una ocasión el récord del precio más alto de una obra en subasta de un pintor contemporáneo chino. Una de sus obras maestras con un paisaje en Jiangxi, provincia oriental china, se vendió por más de  162.000 dólares en una subasta de Hong Kong en 1991. Ese mismo año otra de sus obras maestras “Melodías persistentes del río Xunyang”, fue subastada en Hong Kong por más de 168.000 dólares, un récord entonces para un óleo chino.

La mayor parte del dinero obtenido de la venta de sus pinturas la donó a Project Hope, una fundación de caridad en beneficio de los desfavorecidos, y otra cantidad fue dedicada a establecer una escuela de Bellas Artes.

Chen comenzó a hacer películas en 1993, y en 1995, su película “Una cita al atardecer” se proyectó en el Festival de Cannes. Su muerte interrumpió el rodaje de “El peluquero”, una película que estaba realizando sobre una trágica historia de amor ambientada en la década de 1920.

En 1999, lanzó una línea de ropa llamada Leyefe. Y un año más tarde, la creación de dos puntos de artículos para el hogar en Shanghai, llamados Leyefe hogar. Al mismo tiempo, se desempeñó como agente de varias modelos chinas.

El creador de lo que él mismo denominó “el realismo romántico” falleció a los 59 años a causa de una hemorragia gástrica tras ingresar en el hospital Huashan aquejado de fuertes dolores. Pocos días después de fallecer, su viuda denunció que 13 pinturas sobre porcelana habían desaparecido de su taller de Shanghai.

Chen Yifei

Anuncios

6 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. sonia
    Abr 17, 2011 @ 18:21:35

    Que bonitooooooooooooooooooooooooo

  2. catalina sanchez buendia
    Abr 17, 2011 @ 20:14:08

    Espectacular, precioso, gracias Juan saludos.

  3. Cristina
    Abr 17, 2011 @ 21:55:00

    Varias cosas;
    En primer lugar como me gusta que trabajes para mi…
    En segundo lugar los cuadros tienen algo teatral, como si a una le costara creerse lo que cuentan… No sé, las telas. las texturas, son maravillosas pero las expresiones, los gestos… Claro que también a quien se le ocurre sacar a pasear al pájaro, quizá se te quede esa cara…

    Muchas gracias por tanto esfuerzo y dedicación … Este pintor es un auténtico descubrimiento…

    • Juan Muro
      Abr 17, 2011 @ 22:09:35

      Ja, ja, ja. En China todo es teatral, pero si el maestro Chen pintara actrices seguro que aparecían a la pata coja, pintadas de mimo y haciendo la postura de la libélula marchita ¡!, O sea, que para ellos estos cuadros son de lo más natural. Sin embargo entiendo lo que dices y creo que tiene mucho que ver con el uso de la fotografía para pintar, es tan descarado en su caso que a veces sus cuadros sufren de deformaciones ópticas, pero ya se sabe que ¡nadie es perfecto!, aunque yo también creo que este pintor merece ser conocido por todos los occidentales a quienes les guste el arte y la verdad es que no es nada sencillo ni conseguir su obra, ni su biografía, aún sin traducir, pero ¡es tan bonito dedicarse a este asunto…!
      Besos.

  4. Manuel Iglesias
    Abr 22, 2011 @ 15:40:00

    Estoy encantado por haber dado con El Dibujante, un blog magnífico. Un saludo y enhorabuena.

    • Juan Muro
      Abr 22, 2011 @ 17:05:38

      Muchas gracias Manuel. Nosotros también estamos encantados de que nos leas y que además comentes. Tu blog de cine nos parece más que interesante, no lo dejes, por favor.

A %d blogueros les gusta esto: