El espíritu de la América profunda


Las acuarelas surrealistas de Andrew Wyeth

El mundo de Cristina

Andrew Newell Wyeth (12 de julio de 1917 – 16 de enero de 2009) fue un pintor realista y regionalista estadounidense. Fue uno de los más conocidos del siglo XX y también se le conocía como el “Pintor del Pueblo” debido a su popularidad entre el público de su pais, que alcanzó el nivel de adoración, un reconocimiento que nunca tuvo entre la crítica y que llegó a superar en ocasiones el profesado a otros autores más sencillos de entender, como Leyendecker, Rockwell o Pyle, por citar solo algunos. Más

Hiperrealismo punk


Sean Cheetham

Sean Cheetham da clases en Los Angeles Academy of Figurative Art y estudió bajo la tutela de Mike Húsar en el Art Center College of Design en Pasadena, California, en el que tuvo como maestro, entre otros a nuestro ya conocido David Leffel. Su pintura clásica pero vanguardista de la la figura  humana, está atrayendo la atención como nuevo pintor de una importante serie de expertos, y galeristas, pero también de aprendices.

Sean está en ese momento en el que un artista deja de ser estudiante para convertirse en maestro. Su taller es de reciente producción y sin embargo los trabajos se le acumulan, y no solo los referentes a la pintura de retratos, sino que abarca muchos otros campos de la ilustración y el diseño.

El equilibrio lumínico tan clásico, pero tan refinado de este ilustrador, contrasta con la temática tan inmediata y poco ilustre de sus imágenes. Sus amigos más cercanos, su novia Gretchel, sus colegas de estudios y de barrio, y algún que otro especímen del submundo neoyorkino, son los principales protagonistas de unos maravillosos lienzos que se convierte así en auténticos clásicos de la pintura underground.

Podemos comenzar a encontrar entre su obra algunos lienzos de temáticas sórdidas y sorprendente, pues la obra de Dean no sale de la nada sino que está muy influida por el desarrollo de la pintura americana del siglo XX, pero si en algo destaca hasta el momento es en la naturalidad y calidad de sus retratos, para los que ya hoy existe una larga lista de espera.

Uno se pregunta ante la pintura de Cheetham si la formación humanística de un pintor hiperrealista va en consonancia siempre con su habilidad técnica, y no porque se le achaque escasa formación intelectual, sino porque parece moverse en un ambiente cutre en el que la búsqueda de la belleza toma otros derroteros habitualmente más relacionados con la estética de la calle.

Sin embargo los elogios de la crítica especializada, los premios que reune últimamente (en realidad acapara casi siempre los primeros puestos de los concursos de pintura estadounidenses), la cotización que sus obras están comenzando a alcanzar en las galerías y subastas, y los encargos de lecciones y cursos por todo el pais, hacen que Sean sea uno de los pintores con un futuro más prometedor del hiperrealismo actual.

Los talleres que Cheetham imparte en el LAAFA (Los Angeles Academy of Figurative Arts) están siendo tan demandados que suponen en sí mismo todo un acontecimiento cultural que desborda a este centro, y no solo por ello, pero dice el artista que en este tema ha influído mucho la enorme difusión de un vídeo de su proceso de trabajo en alta velocidad que ha corrido como la espuma por Internet y que os muestro a continuación. En realidad toda una gozada:

Aquí debajo una selección de sus mejores obras

A %d blogueros les gusta esto: