Brochazos urbanos


Ricardo Galán Urréjola

Ricardo Galán Urréjola, el inconfundible gaditano de los paisajes urbanos semi-abstractos, evoluciona hacia el expresionismo desde la figuración académica. Así lo ha decidido porque en su afán investigador, en el que se sumerge cada vez que afronta un nuevo reto, ha planteado otras fórmulas pictóricas y espacios en los que embelesarse, cuya fusión permite una ensoñación interpretativa.

De modo que, aparte de sus reconocibles y deshabitados rincones de ciudades como Cádiz y Madrid, Galán Urréjola se ha abierto a un nuevo frente temático con una serie sobre el faro. Y lo ha hecho con el simple objetivo de captar “el dramatismo de su soledad”. Reinventándose a sí mismo. “Con parte real y parte ficticia, por eso sólo le he puesto nombre al de Chipiona, que es inconfundible, porque los demás son una mezcla“. Faros inspirados en los existentes en el Atlántico Norte, a los que ha cambiado de situación y de color, “según me ha convenido“.

Tampoco se ha quedado atrás en la exploración de nuevos recursos expresivos con argumentos que ahora se tornan expresionistas. “Sin perder la imagen figurativa, devaneo un poco más hacia el expresionismo medio abstracto“. Fórmulas con las que demuestra una y otra vez su dominio técnico sobre el lienzo, con el que ha jugado caprichosamente y se lo ha pasado en grande. “Me he divertido. He dotado mis cuadros de texturas más poderosas, más empastes y rasguños en la tela, decapados…

La pintura de Ricardo Galán se muestra ahora más sencilla y decidida. Sus acrílicos sobre lienzo conservan esa luz salida de una escenografía teatral, con fuertes contrastes que definen la calidad de las imágenes y que crean una atmósfera cotidiana y espesa.

«En este punto de mi carrera me interesa mucho más los paisajes en movimiento, voy a incidir en tema de los autobuses, del tráfico que inunda las ciudades. Me interesa más la vida de las calles que las escenas estáticas».

A pesar de su larga trayectoria y su extensa producción, Ricardo Galán considera que aún no es un pintor consolidado. «Intento hacer cada día un cuadro mejor que el anterior», dice, y asegura encontrarse en un momento «divertidísimo» de su carrera.

Un camino que lo ha llevado a exponer en los mejores galerías del país y a granjearse un pase para una de las ferias de arte más selectivas y prestigiosos de las que se celebran en España, y es que en 2010 la Galería Ansorena, de la capital de España, le ha invitado a Art Madrid, la feria de arte contemporáneo paralela a ARCO.

La meta en el arte es casi idéntica a la de otros pintores. «En todos nosotros hay una competición interna, una carrera del oficio, yo voy depurando mi técnica, se va haciendo cada vez más minimalista, voy hacia la simplificación», argumenta el artista gaditano.

***********************

 

Ricardo Galan Urréjola

***********************


Anuncios

El pintor que vino del Norte


ALBERT  EDELFELT

Como ejemplo de los pintores que venían a “La Meca” española

De una familia acomodada de ascendencia sueca, el pintor finlandés Albert Gustaf Aristides Edelfelt (1854-1905), había comenzado con quince años sus estudios de pintura en la Escuela de la Sociedad de Arte Finlandés, y sin cumplir los veinte era discípulo de Adolf von Becker en el aula de dibujo en la Universidad de Helsinki. La carrera de Edelfelt avanzaba a buen paso cuando con esa edad asistía en Paris al taller de Jean-Léon Gérôme, compartiendo estudio con el pintor norteamericano Julian Alden Weir, que le presentaría en los círculos artísticos de sus compatriotas. En los talleres de la capital francesa se admiraba a Velázquez y a la escuela española, maestros como Bonnat, Carolus-Duran y el propio Gérôme imbuían en sus alumnos una virtualidad visual en que la idea de la pintura como técnica de representación, trabajaba para agotar los límites sensibles entre la realidad y la ficción. Más

El impresionismo ruso


Apollynariy Mikhailovich Vasnetsov

Había en Rusia un pintorazo al que todo el mundo respetaba y admiraba, se llamaba Viktor Vasnetsov. Era la pera pintando historias, a veces fantásticas, a veces legendarias. El emperador se sentía fascinado por su arte y le encargaba unos cuadros enormes y muy caros, y además los pintores le envidiaban y le hicieron Académico del Arte y catedrático de la principal escuela de Bellas Artes del País. Viktor, de quien ya tendremos tiempo de ocuparnos aquí, tenía un hermano pequeño, Apollinariy Mikhailovich, ‘Polly’, (1856-1933), que casi siempre andaba ocupado en sus cosas, y la mayor parte de las veces sus cosas eran salidas al campo con su caballete y sus pinturas. Era una buena persona, pero poco sociable, y no le gustaban los temas épicos y rimbombantes que trataba su hermano en la pintura, el prefería pintar lo que veía antes que lo que imaginaba, en concreto le encantaban los paisajes, así que no tenía demasiados encargos pictóricos, por éso cuando su hermano le pedía ayuda, era como si uno de sus principales clientes llamara a su puerta:

Más

El hippie que se hizo pintor


Michael Parkes

Nacido en Missouri, USA, en 1944, Michael Parkes es un reconocido pintor, escultor y litógrafo. Estudió artes gráficas y dibujo en la universidad de Kansas. Su estilo único evolucionó de forma aislada tras un periodo en el que abandonó la practica del arte y se fue a la India en busca de iluminación filosófica. Esta considerado como un miembro de la generación hippie.

Más

Aprendiz barroca


Teresa Oaxaca

“Une enfant terrible”

El clasicismo en la pintura de Teresa Oaxaca es el fundamento de su pintura, pero es solo el principio. Sus claras influencias de los grandes maestros europeos, como Velázquez o Ribera han sido cuidadosamente educadas en Florencia y el equilibrio de sus colores y su manera de captar la luz tamizada es fruto de una observación del natural muy entrenada en los estudios de la capital del Arno. Sin embargo sus influencias actuales y su carácter barroco prometen una línea pictórica más cercana a los maestros actuales del neobarroco italiano como Roberto Ferri:

Más

El paisaje lírico


Ángel Busca

De la realidad me interesan las diferentes e infinitas realidades que hay en ella aguardando a ser captadas por alguien, en mi pintura trato de mezclarlas. Creo que el oficio de pintar es como estar al acecho de esa especie de fantasmas, atraparlos y traerlos a la vida cotidiana, en este caso, el cuadro o ventana a través de la cual miramos.

Ángel Busca es un español, nacido en Madrid en 1951. Se inició en la pintura en 1968 en el Taller del pintor José Méndez Ruiz, que fue su primer maestro, y  en 1974 obtuvo la licenciatura por la facultad de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Su pintura es sugerente, profunda, repleta de lirismo y serenidad. Más

ARTE FUTURO


EL ULTRAREALISMO ONÍRICO

DE DANIEL SPRICKS

Levitan las rosas en el universo privado de Daniel, giran como planetas en torno a un mundo caótico, sucio, de restos de basura, pero íntimo y hermoso. Entre cáscaras de huevo rotas y objetos que se acercan peligrosamente al borde de la mesa produciendo juegos visuales de imposibles equilibrios y reflejos de sombras hacia su fuente de luz, Daniel pinta extraños seres, esqueletos de aves con aspectos de dinosaurios, botes de salsa de tomate con tipografías inventadas como recién salidas de cuadros de Warhol, maderas, vidrios rotos, hierros de engranajes, plantas y volumen, espacio vacío en torno a un mensaje onírico e interpretable solo individualmente.

Más

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: