A la vanguardia por la ceguera


Harry Wilson Watrous (1857 – 1940)


Harry Willson Watrous fue un pintor académico de retrato de gran éxito. Durante su distinguida carrera se especializó en una amplia variedad de temas, incluyendo pinturas de género, el retrato idealizado de la mujer, paisajes, escenas nocturnas y naturalezas muertas. Pero lo que nos atráe hoy de su obra son una serie de pinturas de su fase más avanzada, cuando estaba quedándose ciego, en las que, precisamente por falta de visión, llega a un sintetismo modernista y simplificador, especialmente en su modelo de mujer, que triunfó de manera inesperada especialmente entre las gurus del mundo de la moda que se encontraron con un modelo femenino perfectamente adaptable a los nuevos tiempos de la modernidad surgida tras la Primera Guerra Mundial. Más

Anuncios

El espíritu de la América profunda


Las acuarelas surrealistas de Andrew Wyeth

El mundo de Cristina

Andrew Newell Wyeth (12 de julio de 1917 – 16 de enero de 2009) fue un pintor realista y regionalista estadounidense. Fue uno de los más conocidos del siglo XX y también se le conocía como el “Pintor del Pueblo” debido a su popularidad entre el público de su pais, que alcanzó el nivel de adoración, un reconocimiento que nunca tuvo entre la crítica y que llegó a superar en ocasiones el profesado a otros autores más sencillos de entender, como Leyendecker, Rockwell o Pyle, por citar solo algunos. Más

La última pincelada de Iván Kramskói


Iván Kramskói 1837-1887

En marzo de 1887 Iván Kramskói estaba pintando un retrato del pediatra Karl Raujfus. Súbitamente el artista se inclinó y cayó al suelo. El doctor intentó ayudarle pero no pudo hacer nada, Kramskoy había muerto.  Podemos apreciar en este cuadro el ultimo trazo del pincel de Iván Kramskói, en el extremo inferior en el momento de caer al suelo sin vida.  Más

El ruiseñor y el Paipái


El realismo romántico de Chen Yifei

“La vida es como un largo viaje con muchas estaciones. A veces tienes que detenerte para descargar o cargar algo para la próxima estación”.

Del más famoso de los pintores chinos del siglo XX, Chen Yfei, os traemos hoy una colección de obras que nos ha costado mucho trabajo conseguir, buena prueba del desconocimiento que en Europa se tiene de los pintores asiáticos, a pesar de que hayan estudiado o vivido entre nosotros, o que simplemente sus influencias de la pintura occidental sean tan evidentes que se le pueda considerar como uno de nuestros grandes maestros. Y aunque el maestro Chen tiene una obra muy dispar y extensa, hoy nos centramos en los retratos de damas que sacan a pasear a sus aves, una costumbre milenaria en China que sirve para relacionarse, pero también para enseñar a los canarios, tordos y ruiseñores a cantar, lo que solo aprender tras más de un año de oír a sus vecinos. Más

El arte ‘reeducado’



Zhao Guojing y Wang Meifang

Hablamos hoy de dos pintores chinos que vivieron en sus carnes la pesadilla de la reeducación a la que les sometieron los poderes comunistas chinos. Como consecuencia de la revolución Cultural, las pugnas internas en el Partido Comunista Chino por el control de la Guardia Roja produjeron el cierre de muchas universidades y escuelas estatales  en China. El temor a los millones de jóvenes desocupados, hizo que Mao emitiera una orden que decía: “Es muy necesario que los jóvenes del pais vayan al campo, desde las montañas hasta los pueblos, a reeducarse junto a la población campesina“. Esta orden, conocida como “xiaxiang shangshan“, (“desde las montañas hasta los pueblos”), produjo uno de los mayores dramas históricos ocultos del siglo XX.

Más

El pintor que vino del Norte


ALBERT  EDELFELT

Como ejemplo de los pintores que venían a “La Meca” española

De una familia acomodada de ascendencia sueca, el pintor finlandés Albert Gustaf Aristides Edelfelt (1854-1905), había comenzado con quince años sus estudios de pintura en la Escuela de la Sociedad de Arte Finlandés, y sin cumplir los veinte era discípulo de Adolf von Becker en el aula de dibujo en la Universidad de Helsinki. La carrera de Edelfelt avanzaba a buen paso cuando con esa edad asistía en Paris al taller de Jean-Léon Gérôme, compartiendo estudio con el pintor norteamericano Julian Alden Weir, que le presentaría en los círculos artísticos de sus compatriotas. En los talleres de la capital francesa se admiraba a Velázquez y a la escuela española, maestros como Bonnat, Carolus-Duran y el propio Gérôme imbuían en sus alumnos una virtualidad visual en que la idea de la pintura como técnica de representación, trabajaba para agotar los límites sensibles entre la realidad y la ficción. Más

El impresionismo ruso


Apollynariy Mikhailovich Vasnetsov

Había en Rusia un pintorazo al que todo el mundo respetaba y admiraba, se llamaba Viktor Vasnetsov. Era la pera pintando historias, a veces fantásticas, a veces legendarias. El emperador se sentía fascinado por su arte y le encargaba unos cuadros enormes y muy caros, y además los pintores le envidiaban y le hicieron Académico del Arte y catedrático de la principal escuela de Bellas Artes del País. Viktor, de quien ya tendremos tiempo de ocuparnos aquí, tenía un hermano pequeño, Apollinariy Mikhailovich, ‘Polly’, (1856-1933), que casi siempre andaba ocupado en sus cosas, y la mayor parte de las veces sus cosas eran salidas al campo con su caballete y sus pinturas. Era una buena persona, pero poco sociable, y no le gustaban los temas épicos y rimbombantes que trataba su hermano en la pintura, el prefería pintar lo que veía antes que lo que imaginaba, en concreto le encantaban los paisajes, así que no tenía demasiados encargos pictóricos, por éso cuando su hermano le pedía ayuda, era como si uno de sus principales clientes llamara a su puerta:

Más

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: